Comentario al Evangelio según San Lucas 21, 5-11

Actualizado: 30 de nov de 2020



Martes XXXIV Semana

Tiempo Ordinario

24 de Noviembre de 2020

San Andrés Dung-Lac, Presbítero y Compañeros Mártires


Evangelio


No quedará piedra sobre piedra.


+ Del santo Evangelio según san Lucas 21, 5-11


En aquel tiempo, como algunos ponderaban la solidez de la construcción del templo y la belleza de las ofrendas votivas que lo adornaban, Jesús dijo: “Días vendrán en que no quedará piedra sobre piedra de todo esto que están admirando; todo será destruido”.


Entonces le preguntaron: “Maestro, ¿cuándo va a ocurrir esto y cuál será la señal de que ya está a punto de suceder?”


Él les respondió: “Cuídense de que nadie los engañe, porque muchos vendrán usurpando mi nombre y dirán: ‘Yo soy el Mesías. El tiempo ha llegado’. Pero no les hagan caso. Cuando oigan hablar de guerras y revoluciones, que no los domine el pánico, porque eso tiene que acontecer, pero todavía no es el fin”.


Luego les dijo: “Se levantará una nación contra otra y un reino contra otro. En diferentes lugares habrá grandes terremotos, epidemias y hambre, y aparecerán en el cielo señales prodigiosas y terribles”.



Comentario al Evangelio


En toda esta última semana del Tiempo Ordinario leeremos el “discurso escatológico” de Jesús, en el que nos habla de los acontecimientos futuros y relativos al fin del mundo. Se trata del segundo lamento de Jesús sobre Jerusalén, anunciando su futura ruina. El evangelista Lucas narra este acontecimiento con otro más lejano, el final de los tiempos. Es difícil deslindar los dos. La perspectiva futura es anunciada por Jesús con un lenguaje apocalíptico y misterioso. La invitación sigue siendo la misma: estar preparados.

Cfr. Actualidad Litúrgica n. 253.


Reflexionamos


· ¿Conoces el día final de tu vida terrena?

· ¿Te preparas constantemente para ese día?

· ¿En dónde pones tu confianza?


Nos comprometemos


Agradecimiento: Vernos movidos hacia el agradecimiento encierra el más alto valor porque nos revela que estamos insertos en una red de interrelaciones que crean una fecundísima unidad. Todo el universo es un tejido de relaciones, pero sólo el ser humano tiene el arriesgado privilegio de poder crearlas o destruirlas, y decidir el modo de hacer lo uno o lo otro.


Gustavo Villapalos y Alfonso López,

El libro de los valores, Ed. Planeta, 2001.

Ser agradecido es honroso


Saber recibir un don de forma adecuada implica nobleza de ánimo, es decir, capacidad de ser agradecido.

Aunque la nobleza vive de la parte del que da, el agradecerle está de parte del que recibe; y pues ya dar he sabido, ya tengo con nombre honroso el nombre de generoso; déjame el de agradecido, pues lo puedo conseguir siendo agradecido cuanto liberal, pues honra tanto el dar como el recibir.

Calderón de la Barca, La vida es sueño, Editorial Planeta, 1981.



San Andrés Dung-Lac, Presbítero y Compañeros Mártires


Durante el siglo XVI y los siguientes, el pueblo de Vietnam escuchó el mensaje evangélico, predicado, en primer lugar, por los misioneros pertenecientes a diferentes Órdenes religiosas. El pueblo vietnamita recibe la predicación de los misioneros con gran piedad y alegría. Pero no tardó en sobrevenir la persecución. Durante los siglos XVII, XVIII y XIX muchos vietnamitas fueron martirizados, entre los cuales se cuentan obispos, presbíteros, religiosos y religiosas, catequistas de uno y otro sexo, y hombres y mujeres laicos de distintas condiciones sociales.



V. Continuaré, Oh Dios mío

R. ¡Haciendo todas mis acciones por tu amor!


V. San Juan Bautista de la Salle

R. ¡Ruega por nosotros!


V. Viva Jesús en nuestros corazones

R. ¡Por siempre!

113 vistas0 comentarios
  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de Instagram
  • Twitter Icono blanco
  • Blanco Icono de YouTube

® Universidad La Salle Nezahualcóyotl