Comentario al Evangelio del 24 de agosto

Lunes XXI Semana

Tiempo Ordinario

24 de Agosto de 2020

San Bartolomé, Apóstol

Evangelio

Tú eres el Hijo de Dios, tú eres el rey de Israel.]

+ Del santo Evangelio según san Juan 1, 45-51

En aquel tiempo, Felipe se encontró con Natanael y le dijo: “Hemos encontrado a aquel de quien escribió Moisés en la ley y también los profetas. Es Jesús de Nazaret, el hijo de José”. Natanael replicó: “¿Acaso puede salir de Nazaret algo bueno?”. Felipe le contestó: “Ven y lo verás”.

Cuando Jesús vio que Natanael se acercaba, dijo: “Este es un verdadero israelita en el que no hay doblez”. Natanael le preguntó: “¿De dónde me conoces?”. Jesús le respondió: “Antes de que Felipe te llamara, te vi cuando estabas debajo de la higuera”. Respondió Natanael: “Maestro, tú eres el Hijo de Dios, tú eres el rey de Israel”. Jesús le contestó: “Tú crees, porque te he dicho que te vi debajo de la higuera. Mayores cosas has de ver”. Después añadió: “Yo les aseguro que verán el cielo abierto y a los ángeles de Dios subir y bajar sobre el Hijo del hombre”.

Comentario al Evangelio

Hoy celebramos la fiesta del Apóstol Bartolomé y el fragmento del Evangelio de San Juan nos narra un pasaje importante en la vida de Bartolomé, a quien la tradición llama Natanael. Felipe le transmite gozoso el mensaje y Natanael se muestra escéptico: “¿Acaso puede salir de Nazaret algo bueno?”. Ante esta negativa surge la invitación a un encuentro personal con Dios: “Ven y lo verás”. Encuentro personal con Jesús que nos lleva a la conversión, asumiendo con fe y disponibilidad la misión que surge de ese encuentro.

Cfr. Actualidad Litúrgica, n. 257.

Reflexionamos

· ¿Tienes la capacidad para dejarte asombrar ante las cosas de Dios?

· ¿Estás dispuesto a salir al encuentro del Señor en medio de tu vida cotidiana?

· ¿Te das cuenta que el Señor te conoce y aun así te sigue llamando?

Nos comprometemos

Atención: La atención es la expresión más alta de la concentración. Una persona que se deja arrastrar, que no está en sí misma, que es absorbida por la muchedumbre, pierde esta capacidad, la soledad favorece la atención.

Simone Weil lo fundamenta de este modo: quien entra de modo perfectamente consciente en la soledad, quien no se deja distraer, se libra innegablemente de las influencias exteriores, entra en contacto consigo mismo y se hace libre.

Anselm Grün,

El libro de los valores, Santander 2007.

Las alas del amor

En las montañas del Perú, un sacerdote encontró a una niña indita, con su hermano pequeño en brazos, montaña arriba. Le pregunta el sacerdote:

-No te cansas?

-¡Es que es mi hermano! –replicó la pequeña.

El amor da alas. Hace que la carga sea más ligera.

Jesús nos ha dicho: “Amaos unos a otros como yo os he amado” (Jn. 13, 34). Si tratamos, en serio de imitarle en amar, descubriremos que, como también nos ha dicho, “su yugo es llevadero y su carga ligera” (Mt. 11, 30).

Cuántas dificultades encontramos porque nos falta amor! Y el amor nace y crece con el trato. Y el amor a Dios, también.

Agustín Filgueiras Pita,

Orar con una sonrisa diaria, Bilbao 2005.

San Bartolomé, Apóstol

Bartolomé, al que la más antigua tradición ha identificado con Natanael, era oriundo de Caná de Galilea. Felipe se lo presenta a Jesús en la ribera del Jordán. Forma parte del grupo de los doce Apóstoles. Después de Pentecostés no tenemos noticias ciertas sobre la actividad apostólica de Bartolomé.

V. Continuaré, Oh Dios mío

R. ¡Haciendo todas mis acciones por tu amor!

V. San Juan Bautista de la Salle

R. ¡Ruega por nosotros!

V. Viva Jesús en nuestros corazones

R. ¡Por siempre!

  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de Instagram
  • Twitter Icono blanco
  • Blanco Icono de YouTube

® Universidad La Salle Nezahualcóyotl