Comentario al Evangelio del 23 de noviembre



Lunes XXXIV Semana

Tiempo Ordinario

23 de Noviembre de 2020

Beato Miguel Agustín Pro, Mártir


Evangelio


Vio a una viuda pobre que echaba dos moneditas.


+ Del santo Evangelio según san Lucas 21, 1-4


En aquel tiempo, levantando los ojos, Jesús vio a unos ricos que echaban sus donativos en las alcancías del templo. Vio también a una viuda pobre, que echaba allí dos moneditas, y dijo: “Yo les aseguro que esa pobre viuda ha dado más que todos. Porque éstos dan a Dios de lo que les sobra; pero ella, en su pobreza, ha dado todo lo que tenía para vivir”.



Comentario al Evangelio


En este fragmento del Evangelio de san Lucas Jesús pone de manifiesto el contraste que existía entre ricos y pobres para anunciar el cambio de situaciones que sucederá al final de los tiempos, subrayando con esto las características del Reino. Jesús llama la atención de sus discípulos sobre la acción buena y generosa de la viuda resaltando su significado y su valor, enseñándonos que no se trata de la cantidad de lo que damos, sino el amor con que lo damos. No cantidad sino calidad.


Cfr. Actualidad Litúrgica n. 259.


Reflexionamos


· ¿Qué le das al Señor?

· ¿En dónde esté tu corazón?

· ¿Eres rico o pobre ante Dios?



Nos comprometemos


Generosidad:El valor de ser dadivoso, desprendido cuando se quiere bendecir a los demás. No considerarse solo merecedor de lo mejor y lo sobreabundante, sino reconocer y actuar para que los demás también adquieran y sigan adelante. Las acciones generosas combaren contra el egoísmo propio de esta época caracterizada por el interés personal y el ansia de poder.


Alfonso Barreto, Cuentos y fábulas

para la formación en valores, Ed. CCS, Madrid 2013.



Avaro


La esposa dice al marido, extremadamente tacaño:


-Juan, el niño se ha tragado una moneda de cien, pesetas, tenemos que llamar al médico.


-¡Estás loca! ¿Vas a gastar diez mil pesetas para recuperar cien?


*******

“Todo lo hace el color del cristal con que se mira” (R. M. de Campoamor). El hombre tiñe todo del color que a él le domina.


El avaro lo ve todo bajo el prisma del dinero. Otros lo ven bajo el prisma del placer…


La visión correcta se tiene cuando se mira con cristal incoloro, limpio. La visión de Dios –a quien nadie ni nada domina- es así: limpia, real, transparente.


Logramos esa visión, de nosotros mismos, del mundo, de la vida, en la misma medida en que nos libramos de ataduras.


Sólo el que es dueño de sí mismo –el que está libre de vicios- es capaz de ver las cosas como son.


Agustín Filgueiras, Orar con una sonrisa diaria,

Desclée de Brouwer, Bilbao 2004.




Beato Miguel Agustín Pro, Mártir


Nació en Guadalupe, Zacatecas, en 1891. A los 20 años entró en la Compañía de Jesús. Los dolores que sufrió toda su vida, jamás le hicieron perder la alegría y el buen humor. Ordenado sacerdote en Bélgica en 1925, volvió en 1926 a México, donde ejerció su ministerio sacerdotal a escondidas, con gran fervor y amor a los pobres. Aprehendido por la policía y falsamente acusado, fue fusilado el 23 de noviembre de 1927. El Papa Juan Pablo II lo beatificó el 25 de septiembre de 1988.




V. Continuaré, Oh Dios mío

R. ¡Haciendo todas mis acciones por tu amor!


V. San Juan Bautista de la Salle

R. ¡Ruega por nosotros!


V. Viva Jesús en nuestros corazones

R. ¡Por siempre!

116 vistas0 comentarios
  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de Instagram
  • Twitter Icono blanco
  • Blanco Icono de YouTube

® Universidad La Salle Nezahualcóyotl