Comentario al Evangelio del 22 de junio

Lunes XII Semana

Tiempo Ordinario

22 de Junio de 2020

Evangelio

Sácate primero la viga que tienes en el ojo.

+ Del santo Evangelio según san Mateo 7, 1-5

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “No juzguen y no serán juzgados; porque así como juzguen los juzgarán y con la medida que midan los medirán.

¿Por qué miras la paja en el ojo de tu hermano y no te das cuenta de la viga que tienes en el tuyo? ¿Con qué cara le dices a tu hermano: ‘Déjame quitarte la paja que llevas en el ojo’, cuando tú llevas una viga en el tuyo? ¡Hipócrita! Sácate primero la viga que tienes en el ojo, y luego podrás ver bien para sacarle a tu hermano la paja que lleva en el suyo”.

Comentario al Evangelio

Continuamos en el Sermón de la montaña y una serie de recomendaciones con respecto al prójimo, invitándonos a no juzgar mal, de forma injusta. Utiliza una comparación: la paja que vemos en el ojo de los demás y la viga que llevamos en nuestro ojo y que no somos capaces de ver. Podríamos pensar que es una imagen muy exagerada pero, pensándolo bien no es muy alejada de la realidad. La reflexión es que “así como juzguen los juzgarán y con la medida que midan los medirán”. Aprendamos a ser justos y no olvidemos que “la vida da vueltas”.

Cfr. Actualidad Litúrgica n. 274.


Reflexionamos

· ¿Te gusta criticar a las demás personas?

· ¿En realidad conoces lo que sucede en la vida de cada una de esas personas?

· ¿Crees que ayudas con tus juicios de esta manera?


Nos comprometemos

Justicia: La justicia es indispensable para la vida social porque encierra un valor decisivo: la unidad y la solidaridad. El que actúa por convicción interna en virtud de este valor se comporta equitativamente, concede a cada uno lo necesario aunque la ley escrita no lo ordene. Una ley puede autorizar el aborto, pero es equitativo respetar la vida naciente.

Gustavo Villapalos y Alfonso López Quintas,

(El libro de los valores, 2001).

Cuántas veces hemos juzgado erróneamente por no conocer la situación de tantos hermanos nuestros, dejándonos llevar por nuestra presunción y orgullo. Pidámosle a Jesús que nos conceda sabiduría para obrar con rectitud y justicia.

Pedagogía de cangrejo

Cuenta una vieja fábula que, viendo un día el cangrejo que sus hijos andaban de lado, les reprendió ásperamente, afeándoles en gran manera aquel ridículo modo de andar. Pero los hijos le respondieron:

-Padre, ¿a ver cómo andas tú?

Se puso el padre a andar, pero tan torcida y ladeadamente, que causó la risa de todos los presentes.

Desde entonces ya no tuvo ánimos para reprenderlos más.

“Se educa mucho más por los ojos que por los oídos”.

Lo que se ve se grava. Lo que se oye, fácilmente se olvida. Y cuando lo que oye no va acorde con lo que ve, el niño se desconcierta. Y esa incoherencia crea y fomenta en él una actitud hipócrita e insincera en la vida.

Agustín Filgueiras, Orar con… Un pan para cada día, (Bilbao 2004).

V. Continuaré, Oh Dios mío

R. ¡Haciendo todas mis acciones por tu amor!

V. San Juan Bautista de la Salle

R. ¡Ruega por nosotros!

V. Viva Jesús en nuestros corazones

R. ¡Por siempre!

  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de Instagram
  • Twitter Icono blanco
  • Blanco Icono de YouTube

® Universidad La Salle Nezahualcóyotl