Comentario al Evangelio del 17 de noviembre

Martes XXXIII Semana

Tiempo Ordinario

17 de Noviembre de 2020

Santa Isabel de Hungría, Religiosa


Evangelio


El Hijo del hombre ha venido a buscar y a salvar lo que estaba perdido


+ Del santo Evangelio según san Lucas 19, 1-10


En aquel tiempo, Jesús entró en Jericó, y al ir atravesando la ciudad, sucedió que un hombre llamado Zaqueo, jefe de publicanos y rico, trataba de conocer a Jesús, pero la gente se lo impedía, porque Zaqueo era de baja estatura. Entonces corrió y se subió a un árbol para verlo cuando pasara por ahí. Al llegar a ese lugar, Jesús levantó los ojos y le dijo: “Zaqueo, bájate pronto, porque hoy tengo que hospedarme en tu casa”.


Él bajó enseguida y lo recibió muy contento. Al ver esto, comenzaron todos a murmurar diciendo: “Ha entrado a hospedarse en casa de un pecador”.


Zaqueo, poniéndose de pie, dijo a Jesús: “Mira, Señor, voy a dar a los pobres la mitad de mis bienes, y si he defraudado a alguien, le restituiré cuatro veces más”. Jesús le dijo: “Hoy ha llegado la salvación a esta casa, porque también él es hijo de Abraham, y el Hijo del hombre ha venido a buscar y a salvar lo que se había perdido”.




Comentario al Evangelio


El evangelista Lucas es el único que nos cuenta la conversión de Zaqueo, por tal motivo es conocido como el evangelista de la misericordia y del perdón. Zaqueo no era aceptado por los demás debido a que era jefe de publicanos, estaba al servicio de los dominadores y, además, era rico. Sin embargo, Jesús nos enseña lo que significa misericordia, haciéndose invitar a casa de Zaqueo y logra obtener la conversión de este hombre: “Hoy ha llegado la salvación a esta casa”. Los demás condenan a Zaqueo pero, Jesús va a comer con él y hasta se queda en su casa.

Cfr. Actualidad Litúrgica n. 253.


Reflexionamos


· ¿Te esfuerzas por conocer a Jesús?

· ¿Qué haces para lograrlo?

· ¿Permites que otros conozcan a Jesús o los alejas de ese encuentro?



Nos comprometemos


Agradecimiento: Se dirige siempre a personas, únicos seres que pueden actuar de forma libre y desinteresada. La gratitud nos une, sea cual fuere nuestra condición, en la voluntad de dar y recibir, de crear relaciones reversibles, que son el tejido de la vida humana. El agradecimiento nos humaniza.

Gustavo Villapalos y Alfonso López,

El libro de los valores, Ed. Planeta, 2001.


El agradecimiento generoso


Lo bello de la gratitud reside en su desprendimiento. Si alguien recibe un don y lo agradece sólo para suscitar el agrado de su bienhechor y seguir recibiendo dones, realiza una acción insensata, carente de sentido, porque el sentido del agradecimiento es mostrar que se comparte la actitud generosa de quien fue generoso con uno.


Los enanos mágicos I


Había un zapatero, que a consecuencia de muchas desgracias, llegó a ser tan pobre que no le quedaba material más que para un solo par de zapatos. Lo cortó por la noche para hacerlo en la mañana siguiente: después, como era hombre de buena conciencia, se acostó tranquilamente, rezó y se durmió. Al levantarse al otro día fue a ponerse a trabajar, pero encontró encima de la mesa el par de zapatos hecho. Grande fue su sorpresa, pues ignoraba cómo había podido verificarse esto. Tomó los zapatos, los miró por todas partes y estaban tan bien hechos que no tenían falta ninguna: eran una verdadera obra maestra.

Entró en la tienda un comprador, al que agradaron tanto aquellos zapatos que los pagó el doble de su precio, y el zapatero pudo procurarse con ese dinero cuero para dos pares más. Los cortó también por la noche y los dejó preparados para hacerlos al día siguiente, pero al despertar los halló también concluidos; tampoco le faltaron compradores entonces, y con el dinero que sacó de ellos pudo comprar cuero para otros cuatro pares. A la mañana siguiente, los cuatro pares estaban también hechos, y por último, toda la obra que cortaba por la noche la hallaba concluida a la mañana siguiente, de manera que mejoró de fortuna y casi llegó a hacerse rico.

Una noche cerca de Navidad, cuando acababa de cortar el cuero e iba a acostarse, le dijo su mujer:

-Vamos a quedarnos esta noche en vela para ver quiénes son los que nos ayudan de esta manera… (Continuará)

Hermanos Grimm, Cuentos escogidos

de los Hermanos Grimm, Gaspar Editores, 1985.



Santa Isabel de Hungría, Religiosa


A los 14 años de edad, Isabel se casó con Luis IV de Turingia (Alemania). Juntos pasaron seis años de felicidad, tratando de vivir en el hogar los ideales de san Francisco de Asís. Pero en 1227 muere Luis y deja a Isabel esperando un niño. Entonces ella escucha el llamamiento a una vida de total pobreza, en la cual se desgasta prematuramente, al servicio de los más pobres.



V. Continuaré, Oh Dios mío

R. ¡Haciendo todas mis acciones por tu amor!


V. San Juan Bautista de la Salle

R. ¡Ruega por nosotros!


V. Viva Jesús en nuestros corazones

R. ¡Por siempre!

  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de Instagram
  • Twitter Icono blanco
  • Blanco Icono de YouTube

® Universidad La Salle Nezahualcóyotl