Comentario al Evangelio del 16 junio

Martes XI Semana

Tiempo Ordinario

16 de Junio de 2020

Evangelio

Amen a sus enemigos.

+ Del santo Evangelio según san Mateo 5, 43-48

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Han oído que se dijo: Ama a tu prójimo y odia a tu enemigo. Yo, en cambio, les digo: Amen a sus enemigos, hagan el bien a los que los odian y rueguen por los que los persiguen y calumnian, para que sean hijos de su Padre celestial, que hace salir su sol sobre los buenos y los malos, y manda su lluvia sobre los justos y los injustos.

Porque, si ustedes aman a los que los aman, ¿qué recompensa merecen? ¿No hacen eso mismo los publicanos? Y si saludan tan solo a sus hermanos, ¿qué hacen de extraordinario? ¿No hacen eso mismo los paganos? Ustedes, pues, sean perfectos, como su Padre celestial es perfecto”.

Comentario al Evangelio

El fragmento del Evangelio de hoy es una continuación de las enseñanzas de Jesús que nos muestra una nueva forma de vida. Hoy nos habla del amor a los enemigos: no solo amar a los familiares, amigos y conocidos. Nos invita a hacer algo extraordinario: saludar a los que no nos saludan, amar a los que no nos aman, hacer el bien a los que nos hacen mal. Y nos pone como modelo a Dios mismo, que “hace salir su sol sobre los buenos y los malos, y manda su lluvia sobre los justos y los injustos”.

Cfr. Actualidad Litúrgica n. 274.

Reflexionamos

· ¿Cómo reaccionas con aquellos que te han ofendido?

· ¿Qué te dice el mensaje de Jesús?

· ¿Estás dispuesto a dejar “lo ordinario”?

Nos comprometemos

Respeto: Respetar implica estimar, valorar debidamente la condición personal de los demás, y estar dispuesto a colaborar con ellos para que desarrollen plenamente su personalidad. Si trato a la otra persona como un objeto, un medio para mis fines, puedo dominarla, pero no encontrarme con ella.

Gustavo Villapalos y Alfonso López Quintás,

(El libro de los valores, 2001).

Con su ejemplo, Jesús nos ha enseñado que ha cumplido cabalmente las enseñanzas de Dios Padre, haciendo lo opuesto al pensamiento de su tiempo: teniendo preferencia por los pobres, los pecadores, los huérfanos y las viudas, todos aquellos marginados por la sociedad.

Pidámosle a Jesús que aprendamos a descubrir el camino verdadero que nos conduce a la vida y nos proporciona la auténtica felicidad sin excluir a nadie ni haciendo distinción de persona alguna.

La atracción de la verdadera amistad

Una amistad ha llegado a madurez cuando uno está dispuesto a correr riesgos por el amigo. La amistad acrisolada a través de la prueba se presenta aureolada de un halo de especial nobleza. Y resulta sobremanera atractiva, como resalta en la siguiente anécdota de Dionisio, tirano de Siracusa (Sicilia [Italia]).

Sin embargo, aquél déspota tenía también aspectos humanamente simpáticos. Cuando el filósofo pitagórico Fincias, condenado a muerte por él, le pidió un día de permiso para ir a su casa, fuera de la ciudad, a ordenar sus asuntos, Dionisio consintió con tal que dejase como rehén a su amigo Damón. Y, cuando vio presentarse a éste confiadamente y a Fincias llegar a tiempo, en vez de hacerle matar, pidió humildemente ser admitido en la amistad de ambos, que le había conmovido.

Indro Montanelli, Historia de los griegos,

(Plaza y Janés, Barcelona, 1982).

V. Continuaré, Oh Dios mío

R. ¡Haciendo todas mis acciones por tu amor!

V. San Juan Bautista de la Salle

R. ¡Ruega por nosotros!

V. Viva Jesús en nuestros corazones

R. ¡Por siempre!

  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de Instagram
  • Twitter Icono blanco
  • Blanco Icono de YouTube

® Universidad La Salle Nezahualcóyotl