Comentario al Evangelio del 15 de septiembre

Martes XXIV Semana

Tiempo Ordinario

15 de Septiembre de 2020

Nuestra Señora de los Dolores

Evangelio

Y a ti, una espada te atravesará el alma.

+ Del santo Evangelio según san Lucas 2, 33-35

En aquel tiempo, el padre y la madre del niño estaban admirados de las palabras que les decía Simeón. Él los bendijo, y a María, la madre de Jesús, le anunció: “Este niño ha sido puesto para ruina y resurgimiento de muchos en Israel, como signo que provocará contradicción, para que queden al descubierto los pensamientos de todos los corazones. Y a ti, una espada te atravesará el alma”.

Comentario al Evangelio

En este día recordamos a Nuestra Señora de los Dolores, por tal motivo, el texto del Evangelio de Lucas gira en torno a la presentación de Jesús en el Templo, como signo del cumplimiento de las promesas hechas por el Señor, como atestigua el viejo Simeón, pero a la vez como anticipación al ministerio de Jesús: “signo que provocará contradicción”; y el dolor de la Madre por su Hijo: “Y a ti, una espada te atravesará el alma”, palabras que provocaran admiración a José y María.


Reflexionamos

· ¿Reconoces al Señor en todo momento?

· ¿Aceptas con humildad y obediencia su voluntad?

· ¿Qué tan dispuesto estás a sacrificarte por otros?

Nos comprometemos

Consolar: Cuando una persona está sufriendo terriblemente –y la muerte de un hijo es el mayor de los sufrimientos que puede padecer una persona-, nuestras palabras bienintencionadas no suelen servir de ayuda. Todos los intentos de dar una respuesta caen en el vacío. No tenemos ninguna respuesta para el por qué. Y no podemos recurrir a un consuelo fácil, porque estamos percibiendo el dolor que amenaza con desgarrar al otro.

Sentimos un nudo en la garganta y no podemos decir ni palabra. Sólo podemos permanecer a su lado y aguantar el sufrimiento de la persona que busca ayuda.

Anselm Grün,

El libro de los valores, Santander 2007.

Amigos selectos

Murió un señor a principios de un mes de mayo. Dejaba su mujer y dos hijos: uno de 14 y otro de 9. La esposa, profundamente cristiana, lo llevó con gran entereza.

Pero el trece de junio, onomástico de su marido, se derrumbó. Y sin poder contenerse, lloró delante de los niños.

El más pequeño, de nueve años, al verla llorar, le dijo:

-Mamá, ¿por qué lloras? Si papá nunca celebró su santo con tan buenos regalos ni con mejores amigos.

********

Lo más selecto de la tierra se va al cielo. La compañía que vamos a tener –por toda la eternidad- es envidiable. Puede ser mucho y muy querido lo que dejamos en este mundo. Pero es infinitamente más lo que nos espera en el otro.

San Pablo, después de haberlo experimentado, nos dice: “No hay mente humana capaz de imaginar lo que Dios nos tiene preparado”.

Agustín Filgueiras Pita,

Orar con… Un pan para cada día, Bilbao 2004.

Nuestra Señora de los Dolores

La santísima Virgen María estuvo íntimamente unida a la pasión de su Hijo. Por eso está asociada de un modo particular a la gloria de su Resurrección. La compasión de María, que celebramos en esta fiesta, nos recuerda que al pie de la cruz la maternidad de María se extendió a todo el cuerpo de Cristo, que es la Iglesia, es decir, a todos nosotros.

V. Continuaré, Oh Dios mío

R. ¡Haciendo todas mis acciones por tu amor!

V. San Juan Bautista de la Salle

R. ¡Ruega por nosotros!

V. Viva Jesús en nuestros corazones

R. ¡Por siempre!

  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de Instagram
  • Twitter Icono blanco
  • Blanco Icono de YouTube

® Universidad La Salle Nezahualcóyotl