Comentario al Evangelio del 15 de junio

Lunes XI Semana

Tiempo Ordinario

15 de Junio de 2020

Evangelio

Yo les digo que no hagan resistencia al hombre malo.

+ Del santo Evangelio según san Mateo 5, 38-42

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Han oído que se dijo: Ojo por ojo, diente por diente. Pero yo les digo que no hagan resistencia al hombre malo. Si alguno te golpea en la mejilla derecha, preséntale también la izquierda; al que te quiera demandar en juicio para quitarte la túnica, cédela también el manto. Si alguno te obliga a caminar mil pasos en su servicio, camina con él dos mil. Al que te pide, dale; y al que quiere que le prestes, no le vuelvas la espalda”.

Comentario al Evangelio

El fragmento del Evangelio nos presenta la así llamada “ley del talión” –ojo por ojo, diente por diente- que en época de Jesús esta ley trataba de contener el castigo en sus justos límites, y evitando que se tomara justicia por su cuenta de manera arbitraria. Se debía castigar en la medida en que se había faltado. Del latín talis= “Tal como”. Sin embargo, Jesús nos anima a dar un paso más adelante y no quiere que se devuelva mal por mal sino que venzamos al mal a fuerza de bien.

Cfr. Actualidad Litúrgica n. 274.

Reflexionamos

· ¿Qué tan bondadoso eres?

· ¿Crees que ser bueno es cosa de tontos?

· ¿Qué tan actual es el mensaje de Jesús en tu vida?

Nos comprometemos

Bondad: Por bondad (en latin bonitas, derivado de bonus, bueno)se entiende una inclinación a hacer el bien unida a cierta apacibilidad de carácter y buen temple. La persona bondadosa hace el bien de manera acogedora, tranquila, serena, paciente. Crea, con ello, en su entorno un ámbito de paz, que genera a su vez confianza.

Gustavo Villapalos y Alfonso López Quintás,

(El libro de los valores, 2001).

Cuánto nos cuesta perdonar y ser bondadosos con aquellos que nos han hecho un mal, son de las enseñanzas de Jesús que más nos cuesta. Y cuando perdonamos, nuestra fragilidad es tal que no acabamos de perdonar del todo.

Pidámosle a Jesús que nos enseñe a ser manso y humildes de corazón.

El viejo abuelo y el nieto

Para ser justo en el trato con los menesterosos, conviene poner en juego la forma de conocimiento que se llama «empatía», y verlos desde ellos mismos, desde su peculiar situación.

Érase una vez un hombre muy anciano, al que los ojos se le habían vuelto turbios, sordos los oídos, y las rodillas le temblaban. Cuando estaba sentado a la mesa y ya casi no podía sostener la cuchara, derramaba algo de sopa sobre el mantel, y otro poco de sopa le volvía a salir también de la boca. Su hijo, y la esposa de su hijo, sentían asco de ello y, en consecuencia, el viejo abuelo hubo de sentarse, finalmente, en la esquina detrás de la estufa. Le daban la comida en un cuenco de barro, y ésta ni siquiera era suficiente para saciarle. Cierto día, sus manos temblorosas no pudieron sujetar el cuenco y éste cayó al suelo y se rompió. La mujer joven le regañó, mas él no dijo nada y se limitó a suspirar. Entonces ella le compró por pocas monedas una vasija de madera, de la que él habría de comer en adelante. Cuando de esta forma están sentados, el nieto pequeño, de cuatro años, comienza a acarrear tablitas y a dejarlas en el suelo. «¿Qué es lo que estás haciendo?», le preguntó el padre. «Voy a hacer un comedero», respondió el niño, «para que coman de él papá y mamá cuando yo sea grande». Entonces el padre y la madre se miraron un rato de hito en hito, comenzaron finalmente a llorar y se apresuraron a traer al viejo abuelo a la mesa. Desde entonces le dejaron comer siempre junto a ellos, y tampoco dijeron nada si, alguna vez, derramaba un poco de sopa.

Jacob y Wilhelm Grimm, Cuentos de los Hermanos Grimm,

(Magisterio Español, Madrid, 1977).

V. Continuaré, Oh Dios mío

R. ¡Haciendo todas mis acciones por tu amor!

V. San Juan Bautista de la Salle

R. ¡Ruega por nosotros!

V. Viva Jesús en nuestros corazones

R. ¡Por siempre!

  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de Instagram
  • Twitter Icono blanco
  • Blanco Icono de YouTube

® Universidad La Salle Nezahualcóyotl