Comentario al Evangelio del 15 de julio

Miércoles XV Semana

Tiempo Ordinario

15 de Julio de 2020

San Buenaventura,

Obispo y Doctor de la Iglesia


Evangelio

Escondiste estas cosas a los sabios y las revelaste a la gente sencilla.

+ Del santo Evangelio según san Mateo 11, 25-27

En aquel tiempo, Jesús exclamó: “¡Yo te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has escondido estas cosas a los sabios y entendidos, y las has revelado a la gente sencilla! Gracias, Padre, porque así te ha parecido bien.

El Padre ha puesto todas las cosas en mis manos. Nadie conoce al Hijo sino el Padre, y nadie conoce al Padre sino el Hijo y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar”.

Comentario al Evangelio

En el fragmento del Evangelio de hoy vemos que la persona mejor dispuesta para transmitir la Buena Nueva del Reino es la gente sencilla. Todo compromiso y responsabilidad debe de partir de la sencillez para que pueda ser grande y adquiera la profundidad de lo que significa, pero es la sencillez de corazón, no de “sabios y entendidos”, que muchas veces terminan presumiendo y predicándose antes que anunciar el mensaje de Jesús. “Gracias Padre porque así te ha parecido bien”.

Reflexionamos

· ¿Crees que ser humilde es cosa de tontos?

· ¿Te consideras demasiado “sabio” y “entendido”?

· ¿Cómo te sientes cuando haces el bien a los demás?

Nos comprometemos

Humildad: En la palabra alemana demut («humildad») se encuentra la palabra mut («valor, coraje»). La humildad es aquí, originariamente, el coraje para servir.

Y en latín humildad se dice humilitas, que tiene que ver con humus («tierra»). La humildad es para los romanos el valor para aceptar la propia condición terrena.

Así lo comprendieron también los primeros monjes: la humildad es el valor para contemplar la propia verdad y descender hasta el abismo de la propia alma, en la que no sólo se encuentran virtudes, sino también sombras, agresiones, delirios de grandeza, tristeza, miedo e impotencia.

Anselm Grün, (El libro de los valores, 2007).

Respuesta contundente de un niño precoz

Uno de los niños precoces más célebres de la historia fue el escritor Giovanni Pico della Mirandola quien, sin haber cumplido diez años, ya era considerado como el mejor poeta y orador de la Italia de su tiempo.

En una ocasión, cuando tenía nueve años, Pico della Mirandola se hallaba entre un grupo de intelectuales, uno de los cuales era un sexagenario que tenía fama de envidioso y mala persona. Para poner en ridículo al niño, el hombre comentó:

-Qué lástima: los que tienen tanto talento de niños acaban siendo estúpidos al llegar a ser mayores!

-¡Ah –comentó Giovanni Pico della Mirandola-, qué listo debió ser usted en su infancia!

Armando José Sequera,

El libro de los valores y los antivalores, (México, 2009).

San Buenaventura, Obispo y Doctor de la Iglesia

Este gran franciscano (1221-1274) escribió la vida de san Francisco de Asís y fue ministro general de la Orden de Frailes Menores, a quienes organizó. Fue. Además, un teólogo extraordinariamente profundo. Siguiendo las pisadas de san Agustín, investigó y enseñó El Itinerario del Alma hacia Dios. Siendo cardenal-obispo de Ostia, murió donde el Concilio de Lyon.

V. Continuaré, Oh Dios mío

R. ¡Haciendo todas mis acciones por tu amor!

V. San Juan Bautista de la Salle

R. ¡Ruega por nosotros!

V. Viva Jesús en nuestros corazones

R. ¡Por siempre!

  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de Instagram
  • Twitter Icono blanco
  • Blanco Icono de YouTube

® Universidad La Salle Nezahualcóyotl