Comentario al Evangelio del 14 de julio

Martes XV Semana

Tiempo Ordinario

14 de Julio de 2020

Evangelio

El día del juicio será menos riguroso para Tiro, Sidón y Sodoma que para otras ciudades.

+ Del santo Evangelio según san Mateo 11, 20-24

En aquel tiempo, Jesús se puso a reprender a las ciudades que habían visto sus numerosos milagros, por no haberse convertido. Les decía:

“¡Ay de ti, Corozaín! ¡Ay de ti, Betsaida! Porque si en Tiro y en Sidón se hubieran realizado los milagros que se han hecho en ustedes, hace tiempo que hubieran hecho penitencia, cubiertas de sayal y de ceniza. Pero yo les aseguro que el día del juicio será menos riguroso para Tiro y Sidón, que para ustedes.

Y tú, Cafarnaúm, ¿crees que serás encumbrada hasta el cielo? No. Serás precipitada en el abismo, porque si en Sodoma se hubieran realizado los milagros que en ti se han hecho, quizás estaría en pies hasta el día de hoy. Pero yo te digo que será menos riguroso el día del juicio para Sodoma que para ti”.

Comentario al Evangelio

Este fragmento del Evangelio de san Mateo nos invita a la reflexión y a la toma de conciencia con respecto a la responsabilidad que tenemos ante el llamado que nos hace el Señor. Por medio de estas ciudades a quienes se les ha enviado la salvación y la falta de fe y respuesta de sus pobladores nos podemos dar cuenta de cómo nosotros muchas veces hemos respondido así al llamado de Jesús y curiosamente, vemos cómo las ciudades paganas que no tienen ninguna responsabilidad ante este llamado por su no elección, el día del juicio “será menos riguroso” puesto que ellas han respondido mejor que los principales destinatarios.

Reflexionamos

· ¿Sabes corresponder al llamado de Jesús?

· ¿Acaso piensas que eso no es para ti?

· ¿Esperas ser perfecto para corresponder?


Nos comprometemos

Responsabilidad: «Cada uno es responsable de todos. Cada uno es responsable él solo. Cada uno es responsable él solo de todos. Por primera vez comprendo uno de los misterios de la religión de la que ha surgido nuestra cultura, la cultura que considero mía: llevar los pecados de los seres humanos…». Estas palabras de Antoine de Saint-Exupéry me conmovieron profundamente la primera vez que las leí. Yo no vivo sólo para mí, sin preocuparme de los demás. En todas mis decisiones, en mis pensamientos y en mis actos, soy responsable de las personas que me rodean; soy responsable, en último término, de todos los seres humanos.

Anselm Grün, (El libro de los valores, 2007).

¿Por qué maltratas a quienes te dan el pan?

El rey Luis XII de Francia encontró cierto día en el campo a un miembro de su corte maltratando a un campesino.

Como castigo, Luis XII de Francia le impuso al cortesano que no volviera a comer pan por el resto de su vida.

-Pero, señor –protestó el cortesano-, no podré vivir sin comer pan,

-Y, entonces –ripostó el rey francés-, se puede saber ¿por qué maltratas a los que te lo proporcionan?

Armando José Sequera,

El libro de los valores y los antivalores, (México, 2009).


V. Continuaré, Oh Dios mío

R. ¡Haciendo todas mis acciones por tu amor!

V. San Juan Bautista de la Salle

R. ¡Ruega por nosotros!

V. Viva Jesús en nuestros corazones

R. ¡Por siempre!

  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de Instagram
  • Twitter Icono blanco
  • Blanco Icono de YouTube

® Universidad La Salle Nezahualcóyotl