Comentario al Evangelio del 13 de noviembre

Viernes XXXII Semana

Tiempo Ordinario

13 de Noviembre de 2020

Evangelio

Lo mismo sucederá el día en que el Hijo del hombre se manifieste

+ Del santo Evangelio según san Lucas 17, 26-37

En aquellos días, Jesús dijo a sus discípulos: “Lo que sucedió en el tiempo de Noé también sucederá en el tiempo del Hijo del hombre; comían y bebían, se casaban hombres y mujeres, hasta el día en que Noé entró en el arca; entonces vino el diluvio y los hizo perecer a todos.

Lo mismo sucedió en el tiempo de Lot: comían y bebían, compraban y vendían, sembraban y construían, pero el día en que Lot Salió de Sodoma, llovió fuego y azufre del cielo y los hizo perecer a todos. Pues lo mismo sucederá el día en que el Hijo del hombre se manifieste.

Aquél día, el que esté en la azotea y tenga sus cosas en la casa, que no baje a recogerlas; y el que esté en el campo, que no mire hacia atrás. Acuérdense de la mujer de Lot. Quien intente conservar su vida, la perderá; y quien la pierda, la conservará.

Yo les digo: aquella noche habrá dos en un mismo lecho: uno será tomado y el otro abandonado; habrá dos mujeres moliendo juntas: una será tomada y la otra abandonada”.

Entonces, los discípulos le dijeron: “¿Dónde sucederá eso, Señor,?”. Y él les respondió: “Donde hay un cadáver, se juntan los buitres”.

Comentario al Evangelio

Si el día de ayer el Evangelio nos decía que el Reino es imprevisible, hoy Jesús refuerza esta afirmación comparando su venida a la del diluvio en tiempos de Noé y al castigo de Sodoma en tiempos de Lot. El diluvio agarró por sorpresa a la mayoría de las personas entretenidas en sus fiestas y banquetes. El fuego que cayó sobre Sodoma encontró a sus habitantes muy ocupados en sus proyectos. En ambos casos no estaban preparados. De igual manera sucederá al final de los tiempos; en cualquier sitio donde estemos será el juicio de Dios.

Cfr. Actualidad Litúrgica n. 253.

Reflexionamos

· ¿Has pensado en la segunda venida de Cristo Jesús?

· ¿Cómo te encuentras en este momento?

· ¿Estás preparado para ese momento?

Nos comprometemos

Agradecimiento: El fenómeno del agradecimiento es relacional: exige la intervención de al menos dos personas. Alguien me otorga algo de forma libre y desinteresada. Este don suscita en mí un sentimiento de gratitud; me siento deudor no tanto de lo que he recibido sino de la actitud que ha inspirado la donación.

Gustavo Villapalos y Alfonso López,

El libro de los valores, Ed. Planeta, 2001.

El agradecimiento de los humildes II

El león y el ratón

Un día en que un león estaba dormido, un ratón pasó corriendo por su cara. El león se despertó con un rugido y atrapó al ratón entre sus patas. El ratón, asustado, temió estar a punto de morir y suplicó por su vida.

-¡Por favor, grande y poderoso león, por favor, deja que me vaya! Devuélveme mi libertad y un día yo te recompensaré por tu generosidad.

Al león le sorprendió tanto que el diminuto, tembloroso y atemorizado ratón pensara que podría ayudar a alguien tan grande, fuerte y osado como él que soltó una gran carcajada y dejó que el ratón se fuera.

Algún tiempo después, cuando el ratón corría de un lado a otro entre la maleza, oyó rugir al león. Le pareció como si el león tuviera algún tipo de problema y fue a ver si podía ayudarle. El león estaba atrapado en la red de un cazador y no podía escapar.

-No hay nada que tú puedas hacer para ayudarme –dijo el león tristemente, al ver al ratón-. Cuando los cazadores vuelvan con sus lanzas me matarán.

-Aún no ha llegado tu último día –dijo el ratón. Y comenzó a mordisquear la red con sus afilados dientecitos. Pronto hizo un agujero lo suficientemente grande como para que el león pudiera salir.

-Tenías razón –dijo el león cuando los dos corrían para ponerse a salvo-. Hay veces en que los débiles pueden ayudar a los fuertes.

Babrio, Fábulas de Esopo. Vida de Esopo.

Fábulas de Babrio, Ed. Gredos, 1978.

V. Continuaré, Oh Dios mío

R. ¡Haciendo todas mis acciones por tu amor!

V. San Juan Bautista de la Salle

R. ¡Ruega por nosotros!

V. Viva Jesús en nuestros corazones

R. ¡Por siempre!

  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de Instagram
  • Twitter Icono blanco
  • Blanco Icono de YouTube

® Universidad La Salle Nezahualcóyotl