Comentario al Evangelio del 12 de noviembre

Jueves XXXII Semana

Tiempo Ordinario

12 de Noviembre de 2020

San Josafat, Obispo y Mártir

Evangelio

El Reino de Dios ya está entre ustedes

+ Del santo Evangelio según san Lucas 17, 20-25

En aquel tiempo, los fariseos le preguntaron a Jesús: “¿Cuándo llegará el Reino de Dios?” Jesús les respondió: “El Reino de Dios no llega aparatosamente. No se podrá decir: ‘Está aquí’ o ‘Está allá’, porque el Reino de Dios ya está entre ustedes”.

Les dijo entonces a sus discípulos: “Llegará un tiempo en que ustedes desearán disfrutar siquiera un solo día de la presencia del Hijo del hombre y no podrán. Entonces les dirán: ‘Está aquí’ o ‘Está allá’, pero no vayan corriendo a ver, pues así como el fulgor del relámpago brilla de un extremo a otro del cielo, así será la venida del Hijo del hombre en su día. Pero antes tiene que padecer mucho y ser rechazado por los hombres de esta generación”.

Comentario al Evangelio

El querer saber cuándo va a suceder algo importante es una de las curiosidades que todos tenemos y los fariseos no eran la excepción con respecto a la llegada del Reino. Jesús no contesta directamente esta clase de preguntas, sin embargo aprovecha la oportunidad para aclarar algunos aspectos, a saber, que “el Reino de Dios no llega aparatosamente” y que “el Reino de Dios ya está entre ustedes”. Por tal razón, no hay que preocuparse, ni creer en profecías y en falsa alarmas sobre el fin.

Cfr. Actualidad Litúrgica n. 253.

Reflexionamos

· ¿Dónde está el Reino de Dios?

· ¿Participas y creces en él?

· ¿Te gustaría disfrutar de la presencia del Hijo del hombre?

Nos comprometemos

Agradecimiento: Recibir un don agrada y suscita gratitud. Nos congratulamos de algo que resulta grato a una persona que nos es agradable. Gratificamos a alguien por un servicio prestado para mostrar que éste nos agrada y estamos a la recíproca en la voluntad de ayuda.

Gustavo Villapalos y Alfonso López,

El libro de los valores, Ed. Planeta, 2001.

El agradecimiento de los humildes I

En esta vida, todos –grandes o pequeños- necesitamos a los demás. Es cierto que no hay que hacer el bien para recibir, a su tiempo, algo en pago. Pero sucede a menudo que lo recibimos. Y ello nos indica que la generosidad suscita generosidad y enriquece nuestra existencia.

La hormiga y la paloma

Una hormiga sedienta, que bajó a una fuente con la intención de beber, se estaba ahogando. Pero una paloma, posada en un árbol cercano, cortó una hoja y se la tiró, la hormiga se subió a ella y se salvó. Mas un pajarero que andaba apostado y con los lazos preparados, quería capturar a la paloma. La hormiga salió y le mordió un pie. El pajarero, al sacudirse, movió los lazos y entonces la paloma escapó y se puso a salvo.

Incluso los más insignificantes son capaces de proporcionar grandes servicios a sus benefactores.

Esopo, Fábulas, Ed. Gredos, 1978.

San Josafat, Obispo y Mártir

Nace en la Iglesia “Ortodoxa” (1580), pero muy pronto se une a la Iglesia de Ucrania, ligada con Roma. En 1607, ordenado como obispo de Polotz, se entrega sin reservas al servicio de su pueblo. El éxito de sus trabajos apostólicos provoca toda clase de contrariedades por parte de los enemigos de

la Iglesia católica. En Vitebsk, en el transcurso de una visita pastoral, muere asesinado (1623).

V. Continuaré, Oh Dios mío

R. ¡Haciendo todas mis acciones por tu amor!

V. San Juan Bautista de la Salle

R. ¡Ruega por nosotros!

V. Viva Jesús en nuestros corazones

R. ¡Por siempre!

  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de Instagram
  • Twitter Icono blanco
  • Blanco Icono de YouTube

® Universidad La Salle Nezahualcóyotl