Comentario al Evangelio del 12 de mayo

Actualizado: may 25

Martes V Semana

Tiempo de Pascua

12 de mayo de 2020


Evangelio

Les doy mi paz


+ Del santo Evangelio según san Juan 14, 27-31


En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “La paz les dejo, mi paz les doy. No se la doy como la del el mundo. No pierdan la paz ni se acobarden. Me han oído decir: 'Me voy, pero volveré a su lado'. Si me amaran, se alegrarían de que me vaya al Padre, porque el Padre es más que yo. Se lo he dicho ahora, antes de que suceda, para que cuanto suceda, crean.

Ya no hablaré muchas cosas con ustedes, porque se acerca el príncipe de este mundo; no es que él tenga poder sobre mí, pero es necesario que el mundo sepa que amo al Padre y que cumplo exactamente lo que el Padre me ha mandado”.


Comentario al Evangelio


En notable que en el momento de una despedida surja la incertidumbre por el futuro, por todo aquello que sucederá más adelante. En esta situación Jesús tranquiliza a los suyos diciéndoles: “La paz les do, mi paz les doy”. La paz que ofrece Cristo Jesús no es una paz ordinaria sino que es aquella que viene de arriba. La paz y la seguridad que Jesús promete a los suyos deriva de la unión íntima que él tiene con el Padre: lo ama, cumple lo que le ha encargado y ahora vuelve a él. Esto es lo que Jesús quiere que nosotros aprendamos de Él.

Cfr. Actualidad Litúrgica n. 249.


Reflexionamos

  • ¿En qué situaciones has perdido la paz?

  • ¿A qué cosas debes renunciar en tu vida para ser más libre y encontrar la paz?

  • Jesús cumple exactamente lo que el Padre manda ¿lo imitas?


Nos comprometemos


Cuidado de sí mismo: «Es el valor de cuidar de la propia integridad personal, por encima de los apegos e intereses egoístas. Es la valoración de la propia vida».


Alfonso Barreto (Cuentos y fabulas para la formación en valores, 2013)


La paz, como plena actuación de lo humano, recibe su verdadera medida de la humanidad de Cristo: ya que habla de un a paz que es “suya”, y no según la figura engañosa que le da el mundo. La paz que Jesús da es una paz que logra la comunión con todos los seres creados.


Pidámosle al Jesús de la paz que nos ayude a comprender lo que significa este regalo que nos da a fin de que lo aprovechemos y logremos hacerlo fructificar en nuestra vida y gozar de sus frutos.



Amor


Un anciano peregrino recorría su camino hacia las montañas del Himalaya en lo más crudo del invierno. De pronto, se puso a llover.


Un posadero le preguntó: «¿Cómo has conseguido llegar hasta aquí con este tiempo de perros, buen hombre?»


Y el anciano respondió alegremente: «¡Mi corazón llegó primero, y el resto de mí le ha sido fácil seguirle».

Anthony de Mello (La oración de la rana, 1988).

V. Continuaré, Oh Dios mío

R. ¡Haciendo todas mis acciones por tu amor!


V. San Juan Bautista de la Salle

R. ¡Ruega por nosotros!


V. Viva Jesús en nuestros corazones

R. ¡Por siempre!

  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de Instagram
  • Twitter Icono blanco
  • Blanco Icono de YouTube

® Universidad La Salle Nezahualcóyotl