Comentario al Evangelio del 11 de septiembre

Viernes XXIII Semana

Tiempo Ordinario

11 de Septiembre de 2020

Evangelio

¿Puede un ciego guiar a otro ciego?

+ Del santo Evangelio según San Lucas 6, 39-42

En aquel tiempo, Jesús propuso a sus discípulos este ejemplo: “¿Puede acaso un ciego guiar a otro ciego? ¿No caerán los dos en un hoyo? El discípulo no es superior a su maestro; pero cuando termine su aprendizaje, será como su maestro.

¿Por qué ves la paja en el ojo de tu hermano y no la viga que llevas en el tuyo? ¿Cómo te atreves a decirle a tu hermano: ‘Déjame quitarte la paja que llevas en el ojo’, si no adviertes la viga que llevas en el tuyo? ¡Hipócrita! Saca primero la viga que llevas en tu ojo y entonces podrás ver, para sacar la paja del ojo de tu hermano”.

Comentario al Evangelio

Siguiendo la lectura continua del Evangelio de Lucas, Jesús pone el acento en el modo de poner en práctica la palabra recibida. A través de un mensaje lleno de sabiduría y ejemplos nos indica el modo adecuado de proceder y lo necesario para emprender el camino, detrás del maestro, como verdaderos discípulos, guiados por la caridad y el ejemplo, para no caer en el “hoyo” de nuestro egoísmo o soberbia, sobre todo en el momento de emitir nuestros juicios con respecto a los demás, recordando que el único perfecto y misericordioso es Dios.

Reflexionamos

· ¿Qué tal la humildad?

· ¿Eres sencillo o te crees ‘el centro del universo’?

· ¿Sabes pedir consejo a los demás y tienes la disponibilidad para ‘hacer caso’?


Nos comprometemos

Humildad: Para los primeros monjes, una de las características del arte del discernimiento era la actitud de la humildad, que procede del encuentro valiente con la propia sombra y de la aceptación de la propia condición terrena. Ésta es la condición previa para un buen encuentro con otras personas, para no enturbiar la relación con las propias necesidades reprimidas.

Anselm Grün,

El libro de los valores, Santander 2007.

¿Qué tienes que no hayas recibido?

Le presentaron a Jardiel Poncela un escritor que presumía exageradamente. No simpatizaron en absoluto. Y como el presumido se diese cuenta de ello, dijo con aspereza a Jardiel:

-Que conste que todo lo que soy no se lo debo a nadie. Tengo el orgullo de haberme hecho yo mismo.

-¡Afortunadamente! –respondió Jardiel-. Pues con eso descarga usted a Dios una gran responsabilidad.

********

“La humildad es andar en la verdad” (Santa Teresa). La humildad lleva a reconocer lo que hay de bueno en nosotros mismos, no a negarlo. Pero, al mismo tiempo, también no s lleva a ver la mano de Aquél a quien se lo debemos. Con palabras de San Pablo: “¿Qué tienes que no hayas recibido?”

El pavo real tiene una cola preciosa. Eso es innegable. Pero no es menos innegable que fue Otro quien se la puso. Verlo como mérito propio, presumir de cola, es “hacer el pavo”.

Agustín Filgueiras Pita,

Orar con… Un pan para cada día, Bilbao 2004.

V. Continuaré, Oh Dios mío

R. ¡Haciendo todas mis acciones por tu amor!

V. San Juan Bautista de la Salle

R. ¡Ruega por nosotros!

V. Viva Jesús en nuestros corazones

R. ¡Por siempre!

  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de Instagram
  • Twitter Icono blanco
  • Blanco Icono de YouTube

® Universidad La Salle Nezahualcóyotl