Comentario al Evangelio del 10 de noviembre

Martes XXXII Semana

Tiempo Ordinario

10 de Noviembre de 2020

San León Magno, Papa y Doctor de la Iglesia

Evangelio

No somos más que siervos; sólo hemos hecho lo que teníamos que hacer

+ Del santo Evangelio según san Lucas 17, 7-10

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus apóstoles: “¿Quién de ustedes, si tiene un siervo que labra la tierra o pastorea los rebaños, le dice cuando éste regresa del campo: ‘Entra enseguida y ponte a comer’? ¿No le dirá más bien: ‘Prepárame de comer y disponte a servirme, para que como yo y beba; después comerás y beberás tú?’. ¿Tendrá acaso que mostrarse agradecido con el siervo, porque éste cumplió con su obligación?

Así también ustedes, cuando hayan cumplido todo lo que se les mandó, digan: ‘No somos más que siervos; sólo hemos hecho lo que teníamos que hacer’ ”.

Comentario al Evangelio

Este pasaje evangélico no pretende subrayar las relaciones laborales ni el trato caprichoso entre el trabajador y el amo, sino la actitud de los discípulos ante Dios, la cual no debe de ser como la de los fariseos, que parecen exigir un premio, sino la humildad de los que, después de haber trabajado, no se dan importancia y son capaces de decir llenos de satisfacción: “No somos más que siervos; sólo hemos hecho lo que teníamos que hacer”.

Cfr. Actualidad Litúrgica n. 253

Reflexionamos

· ¿Con cuál personaje te identificas: con el siervo o con el amo?

· ¿Haces lo que te toca hacer o sólo una parte?

· ¿Estás satisfecho con lo que haces?

Nos comprometemos

Bondad: Se puede ser compasivo, comprensivo y amable sin dejar de ser enérgico y exigente. Bondad no equivale a bonachonería blanda, permisividad dulzona, indiferencia respecto al bien y el mal. Es una actitud de aceptación del ser humano, visto como una realidad finita llamada a progresar hacia la plenitud.

Gustavo Villapalos y Alfonso López,

El libro de los valores, Ed. Planeta, 2001

Compadecer al que se halla en desgracia I

Es un rasgo de profunda bondad el apiadarse del que ha sido objeto de una condena; no mirar tanto a la causa de la misma cuanto a la persona que sufre ahora sus consecuencias. Este género de bondad no amengua la gravedad del delito ni la pasa por alto; presta atención singular a la persona que tiene sobre sí el peso de la culpa y de la pena.

-Poeta, de buena gana hablaría a aquellos dos que caminan juntos y parecen tan ligeros como el viento.

Y él me respondió:

Espera a que se encuentren más cerca de nosotros. Entonces les rogarás por el amor que los arrebata, y se dirigirán a ti.

Tan pronto como el viento los acercó a nosotros, les dije en voz alta:

-¡Oh almas atormentadas, venid a hablar con nosotros, si no hay quien os lo impida!

Como palomas que, llamadas por el deseo, acuden con sus alas tendidas y firmes al dulce nido llevadas en el aire por una misma voluntad, así salieron los dos del grupo donde estaba Dido, dirigiéndose hacia nosotros a través del aire maligno, atraídos por mi afectuoso grito. Ya las dos sombras hablaron así:

-¡Oh ánima amable y buena que vienes a visitar en este aire negruzco a nosotros que teñimos el mundo de sangre! Si fuese nuestro amigo el rey del universo, le rogaríamos por tu paz, ya que te apiadas de nuestro cruel destino. Dinos lo que te agrada oír y decir, que con gusto te lo diremos y escucharemos, mientras que, como ahora, el viento aquí esté callado. La tierra en que nací está situada en la ribera donde el Po desciende con sus afluentes para acabar en paz. Amor que se apodera presto de un corazón gentil se prendó de aquel hermoso cuerpo que me fue arrebatado, y de modo que todavía me ofende (Continuará...).

Dante Alighieri, Divina Comedia, Ed. Giner, 1973.


San León Magno, Papa y Doctor de la Iglesia

Con una sublime inteligencia y una firme voluntad se enfrentó a las invasiones de los bárbaros y a la herejía de Eutiques, que socavaba el misterio de la encarnación del Señor. Y como pastor plenamente consciente de su cargo, no dejó de recordar al pueblo cristiano que la fe se traduce en hechos.


V. Continuaré, Oh Dios mío

R. ¡Haciendo todas mis acciones por tu amor!

V. San Juan Bautista de la Salle

R. ¡Ruega por nosotros!

V. Viva Jesús en nuestros corazones

R. ¡Por siempre!

  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de Instagram
  • Twitter Icono blanco
  • Blanco Icono de YouTube

® Universidad La Salle Nezahualcóyotl