Comentario al Evangelio del 09 de junio

Martes X Semana

Tiempo Ordinario

09 de Junio de 2020


Evangelio

Ustedes son la luz del mundo

+ Del santo Evangelio según san Mateo 5, 13-16

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Ustedes son la sal de la tierra. Si la sal se vuelve insípida, ¿con qué se le devolverá el sabor? Ya no sirve para nada y se tira a la calle para que la pise la gente.

Ustedes son la luz del mundo. No se puede ocultar una ciudad construida en lo alto de un monte; y cuando se enciende una vela, no se esconde debajo de una olla, sino que se pone sobre un candelero, para que alumbre a todos los de la casa.

Que de igual manera brille la luz de ustedes ante los hombres, para que viendo las buenas obras que ustedes hacen, den gloria a su Padre, que está en los cielos”.

Comentario al Evangelio

Después de las Bienaventuranzas Jesús comienza a estructurar el estilo de vida que desea de sus discípulos. Se sirve de tres imágenes para hacer entender el papel que debe ocupar su discípulo en la sociedad: deben ser sal, que de sabor a la vida y evite todo tipo de corrupción; debe ser luz, que pueda iluminar a todo aquel que este a su lado y sepa ser amante de la verdad; y debe ser como una ciudad puesta en lo alto de una colina, que en medio de la oscuridad sirva de punto de referencia para el caminante extraviado y cobijo y descanso para el fatigado.

Cfr. Actualidad Litúrgica n. 274.

Reflexionamos

· ¿Qué te dice Jesús en el aquí y ahora de tu vida?

· ¿Quién eres?

· ¿Cómo contribuyes al bienestar de los que te rodean?

Nos comprometemos

Identidad: Tenemos identidad cuando somos idénticos a lo que debemos ser. «Es todo un hombre», se dice de alguien que se manifiesta como un ser humano cabal, pleno, íntegro. Y lo es cuando vive dialógicamente –abierto generosamente a los demás- y crea con esta apertura ámbitos de libertad, comunicación, comprensión y ayuda.

Gustavo Villapalos y Alfonso López Quintás,

El libro de los valores, 2001.

Nuestra identidad como católicos no puede reducirse sólo a nosotros mismos sino que debe repercutir en bien de los demás. Dejemos que la luz del que es la Luz nos ilumine y nosotros podamos iluminar a nuestra sociedad con el ejemplo y el testimonio.

Autenticidad y trascendencia

Para ser auténtico, el ser humano debe superarse a sí mismo, elevándose a planos de realidad que a una mirada casera pueden parecer meramente ideales, utópicos.

¡Cuán despreciable es el hombre si no se eleva por encima de las cosas humanas!

Séneca, Quaestiones Naturales (1, pref. 4).

Individualmente somos mortales, pero colectivamente somos inmortales.

Apuleyo, De Deo Socratis (4, 126).

Aurea Dicta, Dichos y proverbios del mundo clásico,

(Ed. Crítica, Barcelona, 1987).


V. Continuaré, Oh Dios mío

R. ¡Haciendo todas mis acciones por tu amor!

V. San Juan Bautista de la Salle

R. ¡Ruega por nosotros!

V. Viva Jesús en nuestros corazones

R. ¡Por siempre!

  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de Instagram
  • Twitter Icono blanco
  • Blanco Icono de YouTube

® Universidad La Salle Nezahualcóyotl