Comentario al Evangelio del 02 de julio

Lunes XIII Semana

Tiempo Ordinario

29 de Junio de 2020

Santos Pedro y Pablo, Apóstoles

Evangelio

Tú eres Pedro y yo te daré las llaves del Reino de los cielos.

+ Del santo Evangelio según san Mateo 16, 13-19

En aquel tiempo, cuando llegó Jesús a la región de Cesarea de Filipo, hizo esta pregunta a sus discípulos: “¿Quién dice la gente que es el Hijo del hombre? Ellos le respondieron: “Unos dicen que eres Juan el Bautista; otros, que Elías; otros, que Jeremías o alguno de los profetas”.

Luego les preguntó: “Y ustedes, ¿quién dicen que soy yo?”. Simón Pedro tomó la palabra y le dijo: “Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo”.

Jesús le dijo entonces: “¡Dichoso tú, Simón hijo de Juan, porque esto no te lo ha revelado ningún hombre, sino mi Padre, que está en los cielos! Y yo te digo a ti que tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia. Los poderes del infierno no prevalecerán sobre ella. Yo te daré las llaves del Reino de los cielos; todo lo que ates en la tierra quedará atado en el cielo, y todo lo que desates en la tierra quedará desatado en el cielo”.

Comentario al Evangelio

Hoy celebramos a dos grandes apóstoles: Pedro y Pablo. La palabra apóstol significa “enviado”. Ellos nos dan a conocer a Cristo Jesús, nos transmiten la fe. Cada uno a su manera, según el origen de su llamado, teniendo en común ese ardiente amor a Jesús. Dando testimonio no sólo de palabra, como lo hace Pedro en este fragmento del Evangelio al hacer una confesión de fe en Jesús: “Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo”, sino también con obras, ya que ambos apóstoles murieron derramando su sangre en el anuncio del mensaje de Jesús.

Cfr. Actualidad Litúrgica n. 274.

Reflexionamos

· ¿Das testimonio de tu fe como católico?

· ¿O te avergüenzas de decir que vas a misa y te confiesas?

· ¿Qué testimonio espera Jesús de ti?

Nos comprometemos

Ejemplar: Comportamiento óptimo. Digno de ser imitado. “las palabras mueven, el ejemplo arrastra”, dice un adagio latino. El mal ejemplo es siempre desastroso.

Héctor Rogel Hernández,

(Diccionario de las virtudes, 2001).

Jesús nos invita a ser apóstoles, como Pedro y Pablo, quienes valientemente dieron testimonio ejemplar de palabra y con obras del mensaje de Cristo Jesús.

El negocio de ser santo

Cuentan que el Papa Julio II, muerto en 1513, cuando decidió construir la Basílica de San Pedro del Vaticano, encargó el proyecto al arquitecto Bramante, entonces ya famoso.

Cuando el arquitecto terminó el bosquejo de lo que planeaba, tuvo la ocurrencia de mandárselo al Papa por uno de sus hijos, un pequeño de pocos años. El Papa, después de examinar los dibujos y charlar con el crío le dijo:

-Como esto que me has traído me gusta mucho, voy a hacerte un regalo.

Y mostrando al niño una bolsa con monedas le dijo:

-Coge todas las que quieras; son para ti.

Y el crío, con la lógica y la sensatez aplastante de los críos, replicó:

-No, Santo Padre. Coja usted, que tiene las manos más grandes.

********

Ésa debería ser la actitud, lógica y coherente de todo cristiano ante Dios: ¡Dios mío, lo que Tú quieras; que vas a escoger mucho mejor que yo!

Luchar por hacer la voluntad de Dios es santidad. Y además, es negocio.

Agustín Filgueiras Pita,

Orar con… Un pan para cada día, (Bilbao 2004).

Santos Pedro y Pablo, Apóstoles

Pedro y Pablo poseen temperamentos diferentes y líneas también muy distintas. La formo como ambos encontraron al Señor ha marcado su apostolado. Pero ambos coinciden en la profundidad de su fe y en su amor fervoroso a Cristo. Pedro dice al Señor: “Señor, tú bien sabes que te amo”. Pablo, por su parte: “Para mí, el vivir es Cristo”. Ambos derramaron su sangre en Roma en estas fechas: Pedro, el año 64; Pablo, el 67.

V. Continuaré, Oh Dios mío

R. ¡Haciendo todas mis acciones por tu amor!

V. San Juan Bautista de la Salle

R. ¡Ruega por nosotros!

V. Viva Jesús en nuestros corazones

R. ¡Por siempre!

  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de Instagram
  • Twitter Icono blanco
  • Blanco Icono de YouTube

® Universidad La Salle Nezahualcóyotl