Comentario al Evangelio del 11 de agosto

Martes XIX Semana

Tiempo Ordinario

11 de Agosto de 2020

Santa Clara, virgen

Evangelio

Cuidado con despreciar a uno de estos pequeños.

+ Del santo Evangelio según san Mateo 18, 1-5. 10. 12-14

En cierta ocasión, los discípulos se acercaron a Jesús y le preguntaron: “¿Quién es el más grande en el Reino de los cielos?”.

Jesús llamó a un niño, lo puso en medio de ellos y les dijo: “Yo les aseguro a ustedes que si no cambian y no se hacen como los niños, no entrarán en el Reino de los cielos. Así pues, quien se haga pequeño como este niño, ese es el más grande en el Reino de los cielos. Y el que reciba a un niño como este en mi nombre, me recibe a mí.

Cuidado con despreciar a uno de estos pequeños, pues yo les digo que sus ángeles, en el cielo, ven continuamente el rostro de mi Padre, que está en el cielo.

¿Qué les parece? Si un hombre tiene cien ovejas y se le pierde una, ¿acaso no deja las noventa y nueve en los montes, y se va a buscar a la que se le perdió? Y si llega a encontrarla, les aseguro que se alegrará más por ella, que por las noventa y nueve que no se le perdieron. De igual modo, el Padre celestial no quiere que se pierda ni uno solo de estos pequeños”.

Comentario al Evangelio

Retomando el evangelio de san Mateo encontramos en la primera parte el pasaje que ha dado pauta a que santos como Teresita del Niño Jesús, Doctora de la Iglesia y patrona de las misiones, nos presenten un camino para llegar a Dios. Se trata del camino de la infancia espiritual, No se trata de ser infantiles sino de poder abandonarnos en Dios con la confianza que un pequeño lo hace con su padre. La segunda parte nos habla del pasaje de la oveja perdida. Pasaje que muestra el amor y cuidado que Dios tiene para cada uno de nosotros.

Reflexionamos

· ¿Has considerado a Dios como tu Padre?

· ¿Con cuanta confianza y seguridad acudes a Él?

· ¿Sabes que Dios está al pendiente de ti?

Nos comprometemos

Estar atento: La vida buena empieza por la atención. Quien no se presta atención a sí mismo se pierde. Quien no vive con atención cada instante, vive al margen de sí mismo y de la realidad. Hace falta atención para vivir la vida conscientemente. Solo cuando estoy atento, descubro la riqueza de la vida.

Anselm Grün,

El libro de los valores, Santander 2007.

Deudor insolvente

Nunca podrás pagarle a tu madre la leche con que te alimentó, ni el hambre que pasó por no comer ella lo que te hubiere perjudicado.

Por ti ella ayunó.

Dejo de comer lo que te gustaba, y comió por ti no le que no le gustaba.

Por ti se desveló.

Por ti lloró.

Por ti se alegró.

¿Cómo puedes ser indiferente para con tu madre?

Por más que la atiendas, nunca pagarás tu deuda.

(Ambrosio, S. IV ) en

Hermenegildo Zanuso S.,

Cuéntame otro ejemplo…, México 2016.

Santa Clara, virgen

Apenas a los 18 años, suplicó al hermano Francisco de Asís que le permitiera compartir su vida. Así pues, se encerró en una casa en ruinas, cerca de la Iglesia de San Damián, junto a la entrada de Asís. Su hermana Inés y otras jovencitas se le unieron para vivir en una absoluta pobreza. Ellas fueron las primeras franciscanas.

V. Continuaré, Oh Dios mío

R. ¡Haciendo todas mis acciones por tu amor!

V. San Juan Bautista de la Salle

R. ¡Ruega por nosotros!

V. Viva Jesús en nuestros corazones

R. ¡Por siempre!

10 vistas
  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de Instagram
  • Twitter Icono blanco
  • Blanco Icono de YouTube

® Universidad La Salle Nezahualcóyotl