¿Qué hace La Salle para promover y defender los Derechos Humanos?




Mtro. Rodrigo Rojas Pinacho

Coordinador de Comunidad Segura del

Distrito Antillas -México Sur


La Salle es una organización internacional con presencia en 79 países, cuya comunidad está compuesta por más de 1.1 millones de estudiantes y más de 90 mil colaboradores, así como más de 1000 centros educativos.


Los orígenes de esta gran familia se remontan a hace más de 300 años en una Francia caracterizada por diferentes conflictos sociales y políticos que más tarde dieron origen al movimiento que tendría como resultado la Declaración de los Derechos del Hombre.


En aquel entonces, al fundador le impresionó la situación de abandono de los hijos de los artesanos y de los pobres, por lo que dedicó sus esfuerzos a ellos, buscando la manera en la que tuvieran acceso a la educación que en esos momentos les era ajena.


Así, se lograron establecer diversas estrategias para que los padres no obligaran a sus hijos a trabajar, de tal forma que pudieran continuar en la escuela. Era muy importante que entendieran la importancia de la lectura y escritura para un artesano, que eran fundamentales para los alcances que pudiera tener en el futuro. Por ello, una tarea importante fue convencer a las familias para apoyar esta intención y lograr que las primeras escuelas lasallistas estuvieran llenas de niños[1] que en ese momento aprovecharon la oportunidad.


Quien no está relacionado con la Misión Educativa Lasallista, podría creer que la esencia de la atención a los vulnerables se ha perdido con el paso de los años. Evidentemente son más conocidas las obras educativas que están posicionadas en ciertas zonas y contextos, pero es importante tener presente que existen muchas otras alrededor del mundo que atienden a poblaciones menos favorecidas.


Tan solo el Distrito Antillas México Sur cuenta con 53 obras educativas en Cuba, Haití, República Dominicana, Puerto Rico y México, muchas de las cuales atienden a poblaciones en situación de riesgo o cuyas condiciones socioeconómicas no les haría posible tener acceso a la educación si no fuera por medio de esta opción.


Además de velar por el Derecho Humano a la Educación, gracias a su búsqueda por atender necesidades propias de cada contexto, todas estas obras educativas realizan una labor importante en la búsqueda del cumplimiento de diferentes objetivos de desarrollo sostenible adoptados desde el 25 de septiembre del 2015 por la Organización de las Naciones Unidas.


La existencia de estas obras educativas es posible gracias a los recursos generados en el resto de colegios y universidades, así como a la solidaridad de toda la comunidad educativa lasallista, compuesta por estudiantes, profesores, personal administrativo, personal de mantenimiento, directivos, familias, y exalumnos que se unen en diferentes proyectos y campañas en beneficio de quienes más lo necesitan.


A partir de todo lo vivido en los últimos meses, la Fondazione De La Salle Solidarietà Internazionale ONLUS, lanzó la iniciativa "#LaSalleCovid19" en abril de 2020. La campaña generó la conciencia social y el apoyo financiero para la acción humanitaria de emergencia entre los pueblos vulnerables, reuniendo más de 11 millones de dólares para 226 iniciativas que beneficiaron a más de 70 mil personas en diferentes países alrededor del mundo.


Lo anterior es muestra del trabajo que en La Salle se realiza para educar en un humanismo ético y solidario que permite crear conciencia de responsabilidad por el cuidado de las personas, de la naturaleza, de la vida en el planeta y de la sostenibilidad del desarrollo.


La sociedad actual presenta características diferentes, por lo que la propuesta lasallista se va adaptando a los retos y necesidades, pero siempre poniendo en el centro a la persona y el cuidado de su dignidad. Es así como La Salle promueve y defiende los Derechos Humanos, con acciones cotidianas que buscan consolidar cada día un ambiente de Fe, Fraternidad y Servicio.


En las Jornadas de Comunidad Segura 2020, el Distrito Antillas México Sur expresa su compromiso por seguir caminando en favor de la integración de una comunidad más solidaria, incluyente, justa y tolerante; de consolidarse como una familia que se cuida, se apoya y se protege.


Referencias:


● Declaración sobre la Misión Educativa Lasallista: desafíos, convicciones y esperanzas. Casa Generalicia, Roma, 2020.

● Respuesta Lasallista Global al Covid-19. Fondazione De La Salle Solidarietà Internazionale ONLUS, Roma, 2020

● Sitios oficiales de internet de la Casa Generalicia y del Distrito Antillas México Sur: www.lasalle.org.mx y www.lasalle.org.

● Comisión Nacional de los Derechos Humanos: www.cndh.org.mx

● Organización de las Naciones Unidas: www.un.org

[1] En sus inicios, la educación era ofrecida únicamente a varones, con el paso del tiempo esta realidad fue cambiando hasta lo que tenemos en la actualidad: una comunidad de mujeres y hombres unidos en una labor educativa que beneficia a niñas, niños, adolescentes y jóvenes.




13 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo