La paz y el compromiso con mi prójimo brota de saber que la vida no termina con la muerte.



Hemos vivido una Semana Santa diferente. Una Semana Santa que va a pasar a la historia como una de las más singulares de la historia contemporánea. Una semana donde la fe se ha fortalecido sabiendo que en la resurrección se encuentra aquello que le da sentido a nuestra vida.

Reflexionamos cómo por amor nos entregamos diariamente a las personas que amamos y cómo es tan humano experimentar sentimientos de soledad cuando alguien ha partido. Sin embargo, hoy, domingo de Resurrección, la alegría y la paz vuelve cuando creemos que Cristo ha vencido la muerte para darnos vida eterna.


El Triduo Pascual es una síntesis de la vida del ser humano: la convivencia, el amor, la entrega, la amistad, la traición (Jueves Santo). La muerte, la tristeza y la angustia (Viernes Santo). La espera, los cuestionamientos existenciales, la soledad, la desesperanza (Sábado Santo). La alegría, la esperanza, la paz, la fraternidad, el compromiso y el amor que da la Resurrección de Cristo (Domingo de Resurrección).


Así nos damos cuenta que la vida no se acaba. Quienes creemos en la resurrección superamos aquello que limita la existencia humana: la muerte. Esto nos lleva a vivir como verdaderos hermanos que trabajan por el amor, la justicia, la paz y la fraternidad.


La resurrección abre la posibilidad de entrar a una vida nueva, a la misma vida de Dios. Y aunque sabemos que la muerte es inevitable también creemos que ella no es lo último. Esto conlleva compromiso y nos convierte en una comunidad de creyentes que camina juntos, nunca solos y nos convierte en “testigos de la vida, del amor, la justicia, la amistad, la esperanza y la fe”. ¿Te suena familiar?


En definitiva, más allá de los miedos, más allá del dolor y de la muerte que parecen sobresalir triunfantes estos días, tenemos una certeza, a partir de la Resurrección, que estamos llamados a contemplar y afirmar que el amor de Cristo es más fuerte que todos los males.

No dejemos que un virus nos robe la fe, la alegría y la esperanza de vivir una vida plena en aquel que ha vencido a la muerte.


Felices Pascuas de Resurrección.

San Juan Bautista De La Salle… Ruega por nosotros.

Formación Humana y Vida Interior

  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de Instagram
  • Twitter Icono blanco
  • Blanco Icono de YouTube

® Universidad La Salle Nezahualcóyotl